Llega Halloween, la Noche de Brujas….

Se acerca el 31 de Octubre, la noche de Halloween. La noche en que el umbral que separa el mundo de los vivos y de los muertos. Los espíritus pueden por una noche volver a pasear por el mundo de los vivos.

Halloween la Noche de Brujas

¿ Cuál es el origen de la noche de Halloween ?

La fiesta de Halloween o Noche de Brujas  tiene sus raíces en el antiguo festival celta conocido como Samhain. Significa “fin del verano” y se celebraba al finalizar la temporada de cosechas en Irlanda para dar comienzo al “año nuevo celta”, coincidiendo con el solsticio de otoño. Era una fiesta pagana celebrada por los celtas.

Los celtas creeían que en esa fecha la línea que dividía “el otro mundo” se hacía más delgada, por lo que permitían el paso de los espíritus, tanto los malos como los buenos.

Durante esa noche se creía que los espíritus de los difuntos caminaban entre los vivos, y se realizaban fiestas y ritos sagrados que incluían la comunicación con los muertos. Era costumbre colocar una vela encendida en las ventanas para que los muertos “encontrasen su camino”.

Pero en la actualidad la fiesta de Halloween está tan estendida que se celebra en medio mundo. Es habitual que niños y adultos salgan a pedir golosinas disfrazados de personajes terroríficos.

Extensión de Halloween a Norteamérica

Expansión a Norteamérica

En 1840 esta festividad llega a Estados Unidos y Canadá, donde queda fuertemente arraigada. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición durante la Gran hambruna irlandesa. Fueron ellos quienes difundieron la costumbre de tallar  estas calabazas gigantes con una vela dentro , inspirada en la leyenda de «Jack el Tacaño».

Sin embargo, la fiesta no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados. La fiesta adquirió una progresiva popularidad en las siguientes décadas.

Actividades de Halloween

Las actividades típicas de Halloween son el famoso Dulce o truco y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura de historias de miedo y el visionado de películas de terror.

Y lejos de sus tintes oscuro es una divertida fiesta que une y comparten juntos adultos y niños.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *